pasito a pasito

Pasito a pasito, empezamos por el principio …

Antes de entender la importancia de la alimentación debemos empezar por la comprensión de conceptos básicos, seguramente alguno dirá que ya lo sabe todo, pero el problema no está en saberlo o no, sino en tenerlos presentes en todo momento, en recordarlos siempre, para comprender la importancia de esos conceptos.

  • Solo para empezar dos conceptos básicos:

A) la actual agricultura (a lo que podemos sumar también la ganadería) se nutre con abonos artificiales, químicos, que NO aportan todos los nutrientes que necesitan nuestras verduras y frutas, aparte de los tratamientos plaguicidas que son en parte absorbidos por esas mismas frutas y  verduras, de modo que muchas de éstas, al llegar a nuestra mesa, están faltas de nutrientes, y son esos nutrientes la parte importante de la alimentación que  más debemos valorar, minerales (oligoelementos), vitaminas, etc. que nos demuestran dos cosas: que gastamos más dinero por alimentos mas pobres.

Eso nos demuestra que si vale la pena consumir productos ecológicos, porque a la larga resulta que nos aportan esos nutrientes que no nos da la agricultura convencional, y que por más cantidad que comamos muchas veces no estamos alimentando realmente a nuestro cuerpo porque le faltan nutrientes que no ingerimos de ningún alimento. Dejando aparte las sustancias nocivas que sí comemos y que nuestro cuerpo debe esforzarse en eliminar después.

Y B) que todo el proceso de modificación de los alimentos, recapitulando, desde que se recogen (verduras, peces, animales), se tratan (selección, troceado, matanzas, etc), se distribuyen, se transforman en nuevos alimentos (cocinado, pasteurización, aditivos, etc) supone una increíble pérdida de nutrientes, así como la generación de otras sustancias, en gran parte nocivas, como resultado de los tratamientos sufridos, lo que significa que cuanto más transformados están los alimentos menos nutrientes tienen y más nocivos resultan.

Por tanto, con solo tener presentes estas dos realidades entenderemos que no es lo mismo “comer” en el ámbito genérico de la palabra, que nutrirse, es decir, aportar a nuestras células, a nuestro cuerpo, los alimentos que necesitan para funcionar debidamente. y también la otra cara, NO aportarles aquellos que les perjudican. Es todo.